De nuevo por aquí


Hace mucho que no escribo. Os tengo abandonados. Voy a daros una explicación: no tengo ninguna fe en mi misma. Y si yo no la tengo ¿quién la va a tener en mi? Este verano no he avanzado en mis historias ( he corregido Lila y poco más ) ni tampoco he leído. Ha sido un verano light, en el que me he tragado temporadas y temporadas de Castle y Gossip Girl. Hace un par de días me volví a sentar frente al ordenador y abrí mi carpeta de novelas:

1.       En el corazón del Destino

2.       Búscame en las estrellas

3.       Lila

4.       En un autobús cualquiera ( título provisional, lo odio )

5.       Soñar es de cobardes.

De ellas, la primera y la tercera están acabadas. Son novelas cortas de las cuales estoy muy orgullosa. En el momento en el que las acabé, y a lo largo de los siguientes meses, pensé que eran las mejores historias del mundo. Hoy en día pienso que no valen nada y eso aún me hunde más. Es como si estuviera jugando a ser mayor… La segunda y la cuarta están paradas. Búscame en las estrellas lleva un año sin avanzar, pero al menos tiene 60 páginas. Sin embargo la cuarta no ha pasado de la diez. Pienso que ambas, junto con la quinta, que empecé con ella hace un par de días, pueden ser “la” novela. Pero tengo miedo de que me pase con las dos anteriores…

Estoy muy insegura, llevo lo de la escritura en secreto porque luego se ponen todos muy pesados conmigo, y no hay cosa que odie más que que la gente espere cosas de mi. Entonces no sé a dónde va mi barquito como escritora. A lo mejor vuelve a soplar el viento correcto. Mientras no voy a dejar de intentar conducirlo por la buena ruta. Vuelve a estar activo Adictos a la escritura, así que tengo posibilidades de volver a aprender a navegar.

Eso es todo, quizá un día de estos suba el primer capítulo de alguna de esas cinco historias.

 

No hay comentarios: