Mis Novelas I: Lila

Lo prometido es deuda, y aquí traigo la primera sinopsis de uno de mis libros ( bueno, lo que prometí fue hablar de mis novelas en general, pero eso es lo que hay por el momento ^^).
Aviso desde ya que la portada la he hecho yo. Sí, eso significa que la imágen es de internet y que, por supuesto, en caso de publicación no sería la portada de la novela. Nombrar también que yo hago las portadas de mis libros para no enfrentarme a una hoja en blanco. Al tener la portada, si no llega el dundecillo de la inspiración, que suele perderse en los mundos de yupi, puedo mirar una imagen, y ver fallos en ella, y mejorarla... En fin, puedo tener mi cabeza en otro sitio.

Sinopsis: Quizá me hubiesen venerado como a una diosa si hubiese nacido varios siglos antes. O quemado como a las brujas por el hecho de hablar sola. O simplemente me habrían encerrado en un manicomio si mis padres llegan a escuchar esas conversaciones... De cualquier forma, ni en la Edad Media ni en la Prehistoria hubiese sido una chica corriente, ni tan siquiera lo soy en el siglo XXI. Es cierto que aparento ser una chica de quince años como otra cualquiera, con un nombre humano tal cual es Violeta y una vida demasiado normal. Pero tras estas páginas podrás descubrir que no es verdad, que es solo un espejismo que oculta un detalle, o más bien dos, que me convierten en una niña de lo más excepcional.
 
Portada: es, para mí, una ilustración muy especial. Es la primera portada que he hecho ( en "condiciones", porque EECDD tenía una desastrosa ) y me parece que retrata el contenido del libro de una manera mágica. A ver qué os parece:
 

2 comentarios:

Lariebel Patrick dijo...

Todavía me sigue gustando muchísimo esa portada tan linda :3.
La sinopsis me llena de intriga, ya quiero conocer aquellos pequeños secretos que esconde nuestra Violeta.
Te mando saludos, mi pequeña Lydia TT-TT.
¡Nos vemos!

Lydia Pinilla dijo...

¡Hola cielo!
A mi me gusta mucho también la portada, ¡estoy tan contenta!
¿Te gusta la sinopsis? No me convencía mucho, la verdad.
¡Un beso enorme Flo!